Iceta en el "FÓRUM EUROPA. Tribuna Euskadi"

"La crisis nos obliga a recuperar los valores"

Patrocinado por Orange, BBK y Petronor

BILBAO, 11 de mayo. El obispo auxiliar de Bilbao, Mario Iceta, afirmó hoy que "la crisis económica tiene el fundamento de una crisis de valores", y por ello consideró necesario "repensar" y "recuperar" de nuevo esos valores.

Durante su participación en el “Fórum Europa, Tribuna Euskadi”, organizado en Bilbao por Nueva Economía Fórum, Iceta afirmó que “se busca el beneficio por el puro beneficio y olvidamos que los bienes universales tienen un destino común, el bien de la tierra, como el salario y el trabajo tienen un valor ante todo antropológico. Se han olvidado los grandes principios de la antropología y la ética”.

 A juicio del prelado bilbaino, es necesario “construir una economía y un sistema financiero acorde a la dignidad humana y a las necesidades de la sociedad”.

En su intervención, Iceta abogó por una “reflexión profunda” sobre esa pérdida de valores y reclamó que se recorra “el camino inverso y volver a reformular esos principios éticos fundamentales, que tienen que ser el faro que guíe las actividades humanas y también la actividad económica”.

CRISIS VOCACIONAL
El obispo reconoció, por otra parte, la falta de vocaciones y manifestó que “la Iglesia tiene mucho que mejorar en comunicación”. “Dios nos ha enviado a predicar, y tenemos que mejorar la comunicación a todos los niveles”.

Indicó que ha bajado la asistencia a las iglesias y comparó la situación de la Iglesia católica con la marea:
“Estoy convencido de que aunque estemos en marea baja, estamos ante una primavera de la Iglesia, estamos ante un momento de profundo cambio y es preludio de una nueva primavera”.

En este sentido, Iceta se mostró optimista y calificó de “apasionante” el momento actual por el que pasa la institución a la que pertenece. “Para vivir hoy nuestra fe necesitamos tener una profunda experiencia y conocimiento de Dios”, comentó.

CAMBIO DE GOBIERNO
Respecto al cambio de gobierno en Euskadi, declaró que respeta lo que los ciudadanos han dicho a través de las urnas y comentó que “el futuro tenemos que mirarlo con esperanza” y no permitir que la desesperanza y el derrotismo se instalen en la sociedad.

“Tenemos que darnos cuenta de que el gobierno es importante, pero también lo es la oposición; todos tienen grandes responsabilidades que asumir para el bien en la sociedad”, dijo Iceta, quien añadió que “todos debemos seguir implicados para buscar soluciones a los problemas graves que atañen a nuesta sociedad”.

Preguntado sobre la ceremonia de toma de posesión del nuevo lehendakari, Patxi López, en la que se eliminaron las referencias y los símbolos religiosos, Iceta quiso dejar claro que respeta “lo que las instituciones estipulen sobre cómo deben ser las tomas de posesión”, y la Iglesia respeta siempre “la conciencia de las personas”.

“Es una decisión personal que se toma”, comentó, para recordar a continuación que “Europa, durante muchos siglos, se llamó la Cristiandad”, lo que no significa que todo el mundo tenga que ser cristiano. Sí insistió en que “la cruz y el cristianismo son un acervo cultural nuestro que ha fraguado nuestra manera de ser”.

Evento relacionado: 

Galería